logo

El parlamento navarro, junto al Parlamento vasco, deberían ser agentes activos de este proceso

Representantes del Foro Social han comparecido hoy en el Parlamento de Nafarroa. A continuación transcribimos sus intervenciones.

Intervención de Tere Fagoaga

La conferencia Internacional por la Paz en Aiete en octubre de 2011, y su primera consecuencia en la declaración de ETA de abandonar su actividad armada, abrieron un escenario inédito para muchos ciudadanos y ciudadanas de este país. Una noticia que nos llenó a todas de alegría.

Este nuevo escenario puso sobre la mesa dos interrogantes fundamentales. El primero, cómo cerrar de manera definitiva las heridas del pasado, reconociendo como sociedad el sufrimiento de todas las víctimas. El segundo (consecuencia del primero), cómo sentar las bases de una convivencia justa, única garantía de no repetición.

En mayo de 2013, se realizó en Pamplona y Bilbao el primer Foro Social. Este encuentro estableció 12 recomendaciones sobre cuatro ejes:

Primero, “diseñar, desarrollar y culminar un proceso de desmantelamiento y desarme”
Segundo, “facilitar la integración de las personas presas y huidas”
Tercero, “promover y garantizar los derechos Humanos”
Y, finalmente, “preservar la verdad y la memoria para afrontar el pasado con honestidad y establecer las bases para la convivencia futura”

El pasado año, constituimos en Navarra el grupo del Foro Social Permanente. Un espacio de encuentro entre entidades y personas a título individual. Personas con trayectorias diferentes, con una larga tradición en la defensa de todos los derechos humanos para todas las personas.

Todas unidas por las 12 recomendaciones y por un solo anhelo: construir la convivencia en Navarra, desde el reconocimiento del dolor de todas las víctimas, cerrando para ello las consecuencias que, aún hoy, cinco años después de Aiete, todavía persisten.

Un convencimiento nos une: ante las dificultades y retos que presenta el proceso de paz, hacen falta también nuevas ideas. Estamos profundamente convencidas de que la participación de las instituciones y la sociedad, junto a la experiencia de expertos internacionales, permitirán encontrar las soluciones que ayuden a consolidar el proceso de paz.
Los primeros meses los dedicamos a un trabajo discreto en torno al desarme, tema objeto de esta solicitud de comparecencia. Mi compañero Juanje Soria profundizará a continuación en esta cuestión.

Nuestra primera actividad pública fue precisamente en este Parlamento. Un encuentro entre víctimas de diferentes expresiones de violencia, que ha supuesto un gran paso adelante en nuestra Comunidad Foral. A las víctimas va nuestro primer reconocimiento.

En los próximos meses seguiremos trabajando en los ejes sobre desarme y convivencia, e iniciaremos el trabajo en el eje “facilitar la integración de las personas presas y huidas”.

El Foro Social Permanente pretende construir los consensos necesarios para que podamos cerrar las heridas correctamente. Consensos sociales, institucionales y con ustedes, representantes políticos elegidos por la ciudadanía.

Si esta sesión de trabajo nos permite avanzar en este sentido nos sentiremos satisfechos.

Intervención de Juanje Soria

Como decía Tere, como sociedad hemos dado pasos definitivos en los últimos cinco años, pero a fecha de hoy siguen existiendo aspectos que es preciso resolver. El primero de ellos es el desarme definitivo de ETA y la destrucción de sus arsenales de armas y explosivos.

Este es el objetivo con el que los miembros del Foro Social Permanente en Navarra hemos solicitado esta comparecencia. Queremos

presentarles nuestro diagnóstico sobre la fase en que se encuentra este desarme y, más concretamente, estudiar con ustedes la posibilidad de implementar una de las conclusiones del III. Foro Social del 30 de enero 2016 en Gernika: “Establecer en los Parlamentos Navarro y Vasco mecanismos de enlace con la Comisión de Monitoreo o Verificación, para hacer un seguimiento del proceso de destrucción y desarme”.

Hagamos una pequeña cronología que nos ayudará a situarnos en el momento actual:

El 27 de mayo de 2013, el I. Foro Social celebrado en Bilbao y Pamplona establece las dos recomendaciones siguientes:

La primera, “con el objetivo de garantizar la seguridad a toda la ciudadanía, y como parte esencial del proceso de paz, recomendamos el diseño de un proceso controlado, ordenado y consensuado que culmine con el desmantelamiento de armas y estructuras militares de ETA”.

La segunda “recomendamos que este proceso, a desarrollar en un tiempo prudencial, cuente desde sus inicios con la intervención y colaboración de organismos facilitadores independientes que den seguridad de lo realizado tanto a los Estados y sus instituciones como a la sociedad en general”.

El 30 de enero 2016, y con el acompañamiento de expertos internacionales, el III. Foro Social desarrollado en Gernika hace balance de lo avanzado y establece las siguientes conclusiones:

“El Foro Social considera que el proceso de destrucción del armamento requiere de una Comisión de Monitoreo o Verificación del mismo a constituir en base a la CIV (dado que formalmente su mandato actual se refiere a la verificación de un proceso unilateral de sellado y puesta fuera de uso operativo de armas, munición y explosivos) y que cuente con el apoyo de las instituciones vascas, la sociedad civil así como la Comunidad Internacional. Es necesario que este proceso dé seguridad a la sociedad vasca, a los estados involucrados y la Comunidad Internacional desarrollando para ello las siguientes iniciativas:

La primera, establecer en los Parlamentos Vasco y Navarro mecanismos de enlace con la Comisión de Monitoreo o Verificación para hacer un seguimiento del proceso de destrucción y desarme. Se debería constituir una comisión de características similares en Ipar Euskal Herria.

La segunda, establecer similares mecanismos desde el Gobierno Vasco y el Gobierno de Navarra. Dadas sus competencias en materia de seguridad y orden público en los territorios autonómicos respectivos, sería pertinente que pudiesen contar con mecanismos que certificasen el desarme completo en dichas jurisdicciones.

La tercera, establecer un marco de encuentro y enlace de los anteriores con la sociedad civil organizada. Este Foro Social y sus organizadores muestran su disposición a cooperar con el CIV, las instituciones y los diferentes actores involucrados.

Y la última, informar y tratar con instancias europeas e internacionales sobre el proceso de destrucción y desarme, dado que un proceso de destrucción de armas, explosivos y municiones es una buena noticia para el conjunto de la ciudadanía europea”.

Durante 8 meses, los miembros del Foro Social Permanente en Navarra realizamos un trabajo discreto en el que se mantuvieron encuentros con la presidencia de este Parlamento, el Gobierno de Navarra y los partidos aquí representados Geroa Bai, Podemos, Partido Socialista de Navarra, Izquierda-Ezkerra y EH Bildu. Asimismo, como ustedes saben, solicitamos de manera reiterada encuentros con UPN y PP de Navarra.

Además, se realizaron reuniones con numerosos agentes y personas de la sociedad civil. Similar trabajo se ha realizado en la Comunidad Autónoma Vasca.

El 28 de octubre pasado, en este mismo parlamento, presentamos las conclusiones obtenidas en esa ronda de contactos, tal como anunciamos previamente el 22 de octubre en el Palacio de Aiete de Donostia.

Los recientes acontecimientos de Luhuso sacaron a la luz aspectos de relieve.
En primer lugar, en las cartas enviadas a las tres personas promotoras de la iniciativa de Luhuso, ETA daba cuenta de cuatro aspectos relevantes:
terminada la fase de inventariado y sellado, inicia la fase de desarme y destrucción de su arsenal;
su intención de solicitar a la Comisión Internacional de Verificación una ampliación de su mandato actual, relativa al desarme y a la destrucción de las armas;
sin descartar la participación de los Estados, mostraba su disponibilidad de poner en manos de la sociedad civil sus armas para que sea ésta quien proceda a su destrucción;
su voluntad de declarar lo antes posible que ya no es una organización armada.

El Foro Social Permanente, ante la aparición de estos nuevos datos, considera positiva la voluntad mostrada por ETA de pedir a la Comisión Internacional de Verificación que cambie su misión, ampliándola, a fin de implicarse en el desarme y poder dar fe de ese proceso. Es positivo que desee que en este proceso intervengan la sociedad civil y las instituciones vascas, así como su voluntad de que participen los gobiernos, a fin de que el proceso tenga mayor seguridad.

En segundo lugar, debemos recordar las diferentes declaraciones realizadas por algunos de los denominados “artesanos de la paz”, destacando que la suya no era una iniciativa aislada, sino que hay mas personas de la sociedad civil dispuestas a participar en el desarme de ETA mientras los estados español y francés persistieran en su actitud de no participar y de obstaculizarlo. Asimismo, son de destacar las declaraciones de estas mismas personas, en las que informaban de que las autoridades francesas habían sido informadas de la iniciativa y que, al día siguiente, una delegación de observadores internacionales debía verificar el resultado de la misma.

En tercer lugar, las múltiples declaraciones del jueves 22 de diciembre:
Por una parte, la carta firmada por 600 electos de Iparralde de todas las tendencias y entregada en la Suprefectura de Baiona;
Por otra, la declaración leída en Bilbao y firmada por Podemos Navarra, Geroa Bai, EH Bildu, PNV, ELA, LAB, ESK, Steilas y EHNE;
El comunicado de prensa hecho público por Podemos Navarra, Podemos Euskadi, Equo Euskadi, IU Navarra, Ezker Anitza-IU y Batzarre;
Y, finalmente, el comunicado de CCOO de Euskadi.

En el Foro Social Permanente valoramos muy positivamente el conjunto de estas tomas de posición. Aunque no fuese la foto ideal conjunta para la que el Foro Social Permanente trabajó discretamente, el análisis de los diferentes textos subraya el siguiente aspecto en común: la necesidad de afrontar el desarme y destrucción de las armas de ETA, en un plazo razonable, con supervisión internacional y, si los estados francés y español persisten en su actitud, hacerlo desde un acuerdo entre la mayoría política y social en Euskal Herria, con la participación de sus instituciones.

¿Cuál es nuestro diagnóstico del momento actual?

Entendemos que ETA, una vez manifestada su disponibilidad a acometer el proceso de destrucción o puesta fuera de uso de sus arsenales, debe dar continuidad al proceso emprendido con la sociedad civil que lleve a la culminación del desarme.

Apostamos asimismo por que el Gobierno de Navarra, el Gobierno Vasco y la nueva entidad de Iparralde contribuyan a que ese desarme se desarrolle con éxito.

Estimamos que este parlamento, junto al parlamento vasco, deberían ser agentes activos de este proceso, estableciendo los mecanismos de enlace que consideren pertinentes con la Comisión Internacional de Verificación

Solicitamos, una vez más, a los gobiernos español y francés que no trunquen este momento de esperanza que está viviendo nuestra sociedad. Que asuman su responsabilidad, de manera directa o indirecta, y coadyuven a un desarme ordenado, controlado, seguro y transparente, en línea con los estándares internacionales que se aplican en casos similares.

Para finalizar, queremos reiterar nuestra convicción de que hoy, un año después del III. Foro Social realizado en Gernika, las condiciones institucionales, políticas y sociales están dadas para que ETA entre lo más rápidamente posible en la fase definitiva de desarme y destrucción de sus armas.

En lo que a nosotras respecta, la sociedad civil está estructurada y deseamos aportar a esta definitiva fase.

Leave a Reply

*

captcha *